Una cita con una escort de lujo

Las reglas para una cita con una escort exitosa

Cualquiera que decida reservar una escort de lujo de una agencia de acompañantes escoge deliberadamente una aventura real. La velada comienza conociendo a la señorita soñada elegida en un restaurante o bar. Pero también puedes conocerla en eventos culturales y de negocios, es un trampolín para una noche inolvidable.

Las reglas de una cita perfecta con una escort acompañante:

Verás que esta conversación pronto se convertirá en flirteo si eres lo suficientemente inteligente. Como buen caballero, el hombre intentará atraer a la mujer hacia su hechizo. Asegúrate de alagarla mucho, aunque la velada probablemente sea mágica, hay algunas reglas que debes respetar.

Sea un caballero:

Siempre sea un caballero y trate a su dama de compañía con respeto y aprecio. Esto también significa que la dama de compañía no tendrá ningún coste. Debe invitarla a cenar y pagar también las bebidas de su acompañante, tal como lo haría en una primera cita. El hombre siempre es quien liquida la cuenta al final.

La anticipación es la mayor alegría:

Disfruta el tiempo juntos y tómalo con calma. Incluso una dama de compañía quisiera ser conquistada. A ninguna mujer le gusta cuando la acosan o cuando te acercas demasiado rápido. Dale tiempo a la dama y no apresures nada, todo debe fluir con naturalidad.

La modestia gana:

Las personas arrogantes casi nunca son bienvenidas. Incluso una escort de lujo de nuestra agencia de acompañantes de alto standing no puede hacer mucho con un hombre así. Hazte un favor y mantente conectado. No trates de ser lo mejor de lo mejor. No presumas y no pretendas ser alguien que no eres, se tu mismo.

Deje su teléfono en su bolsillo:

Una dama de compañía lo aprecia cuando le prestas toda su atención. No permita que su teléfono móvil lo distraiga, evite meterse con su teléfono inteligente. Esto es simplemente grosero. A menos que sea un médico de guardia, no hay razón para mirar constantemente su teléfono. Encuentre una razón para que otros sepan por qué no está disponible o simplemente apague su teléfono.

¡Mantenga la calma!

Seguramente no es raro sentirse nervioso antes de una cita con una escort de lujo. Pero solo mantente relajado y disfruta del tiempo. No tiene que sentirse inseguro de sí mismo o asustado. Una dama de compañía tratará de aliviar su emoción y pasar una agradable velada con usted, lo que garantiza que no caerá en el olvido.