Una escort de lujo en Madrid

Cuando las personas tienen una idea muy vaga de lo que son las escort o suelen confundirla con una puta vulgar, suelen tener muchos sentimientos encontrados respecto al tema, desde lástima hasta repulsión. Durante todo el tiempo que estuve en el mundo de las escort de lujo en Madrid, tuve que lidiar con todos los prejuicios de quienes no conocían a profundidad mi oficio.

Madrid Gran Via

CIUDAD DE MADRID (GRAN VIA)

Me Inicie como masajista, donde algunos clientes me solicitaban servicios especiales y por supuesto empecé a subir ganar muchísimo más dinero, de esta manera pude pagar fácilmente las medicinas de mi madre que eran bastante costosas, pocas veces me quedaba suficiente dinero para darme a mí misma un regalo que me hiciera sentir mejor, solo podía comprar lo estrictamente necesario y eso me hacía sentir miserable. Así que pensé, ¿por qué no? Si puedo hacer masajes con “final feliz” porque no aumentar mis ingresos cobrando por mi compañía, soy una mujer educada, con un título universitario, que no me ha servido para nada, gano más haciendo masajes que 8 horas detrás de un escritorio solucionando problemas que ni siquiera son míos y sin tiempo para realizar las actividades que más me gustan.

En esa época tenía 24 años, tenía una buena apariencia, siempre me gustó mantenerme en forma, así que tenía la mayor parte de los requisitos exigidos por las agencias, pues no me sentía segura haciendo esto de manera independiente, sin que hubiera un respaldo.

Terraza casa america Madrid

MADRID (TERRAZA CASA AMERICA)

Empecé buscando en internet agencias de escort de lujo en Madrid mandé algunas solicitudes de casting online, aunque con cierto temor de que fuesen agencias poco fiables, me contactaron algunas pero no me sentía muy cómoda y no me generaban ningún tipo de confianza. Por fin la agencia Aphrodite Escorts. Desde la entrevista personal sentí mucha cordialidad y empatice de inmediato, me dieron acompañamiento para pulir algunos detalles para convertirme en una encantadora acompañante de lujo en Madrid.

Mi vida cambió totalmente con este oficio de Escort de lujo en Madrid

Al iniciar esta nueva etapa como escort de lujo en Madrid, sabía que tenía que exigirme muchísimo para dar un servicio especial a mis clientes, hacer que se sintieran muy bien con mi compañía y que mis especialidades fuesen un plus para ellos. Mis ingresos aumentaron notablemente y por supuesto mi estilo de vida, llegué a facturar 600 euros por hora, lo cual me permitió mantener la salud de mi madre con mayor calidad y mi estilo de vida con un alto estatus, claramente tuve que invertir en mi cuerpo, en mi formación, estudiando idiomas y finalmente me pude retirar a los 36 años, cree mi negocio de Personal Shopper aprovechando los conocimientos que adquirí en la agencia Aphrodite Escorts y por supuesto contactos que obtuve en todo ese tiempo.

Mi vida ahora se mantiene en el alto nivel que tuve mientras era una escort de lujo, aproveché cada uno de los conocimientos que adquirí para ir planeando mi propio negocio y plan de vida.

No hay comentarios

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

  • (will not be published)